Problemas del cáncer a nivel psicológico y emocional

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasNoticias

El cáncer se encuentra asociado a un padecimiento muy grave que puede causar dolor y muerte, por lo que su diagnóstico tienen un fuerte impacto psicológico y emocional tanto para quien padece la enfermedad como su grupo familiar, los problemas del cáncer a nivel psicológico y emocional son muy profundos y pueden tener un impacto devastador en la persona que es diagnosticada y sus seres cercanos.

De manera repentina toda la vida familiar, social y laboral cambia, los roles personales y familiares sufren notables modificaciones, para poder enfrentar la tan terrible enfermedad, aparece el factor psicológico de pérdida de control sobre la propia vida y un profundo miedo a la muerte, los sentimientos de vulnerabilidad se acrecientan y aparecen los problemas, familiares, laborales y económicos.

Uno de los problemas del cáncer es la serie de demandas que surgen repentinamente para el paciente y su familia, con factores asociados como el grado de avance de cáncer y su pronóstico, la expectativa de sobrevivir a la enfermedad y el miedo de convertirse en una carga, aunado a la aparición de cambios físicos ocasionados por la propia enfermedad y los tratamientos de radioterapia y quimioterapia.

La evolución de la enfermedad en muchos pacientes les hace sentir muchas dudas sobre sus sistemas de creencia y la actitud que deben asumir frente a esta crisis, perciben al cáncer como una seria amenaza a su estabilidad y a la continuidad de su núcleo familiar, lo que sin duda dispara los niveles de estrés.

Algunos pacientes en cambio enfrentan el cáncer y tratan de fortalecer los vínculos con sus seres queridos, mejorando la comunicación y dando a conocer sus emociones, miedos y dudas, tratando de mantener y fortalecer su relación de familia y creando nuevos proyectos de vida a partir de sus necesidades y capacidades actuales.

Ello facilita la creación de un clima de apoyo y unión familiar para enfrentar el cáncer, lo cual permite afrontar de una mejor manera esta nueva situación desde una óptica grupal, en la que todos lo miembros de familia dan su aporte para que el paciente pueda enfrentar el cáncer y no se sienta abatido por la enfermedad.

Deja un comentario