Maratón para luchar contra el cáncer

Pubicado enEnviar un comentarioCategoríasNoticias,Salud

El maratón para luchar contra el cáncer es un evento que se ha extendido a nivel mundial, cada año en las ciudades más importantes del planeta muchas personas se inscriben para participar en carreras de diferente kilometraje con el único objetivo de dar su aporte personal en la lucha contra esta terrible enfermedad, así como para ayudar a sensibilizar a la sociedad sobre la importancia de la lucha contra este flagelo.

Importantes ciudades españolas organizan en diversas fechas carreras y maratones para apoyar la lucha contra el cáncer, las cuales cuentan con el apoyo de instituciones gubernamentales y empresas privadas que dan su aporte para ayudar a recoger fondos para mantener programas de investigación y ayudar a aquellas personas que padecen esta enfermedad.

La idea del maratón para luchar contra el cáncer surgió en 1979 en Canadá, Terry Fox un joven atleta de apenas 21 años quien sufría de cáncer de huesos decidió iniciar el Maratón de la Esperanza,una carrera para recorrer una parte importante del territorio canadiense, la idea de Fox era sensibilizar a la gente y recaudar dinero para la investigación de esta terrible enfermedad.

En abril de 1980, Terry Fox un atleta juvenil, al que le había sido amputada la pierna derecha, debido a un agresivo osteosarcoma, comenzó su maratón para luchar contra el cáncer en San Juan de Terranova en el extremo oriental de Canadá, su objetivo era recorrer diariamente cuarenta y dos kilómetros, un maratón completo, esperaba recorrer 8.000 kilómetros y culminar su maratón en Victoria en la Columbia Británica.

La iniciativa de este joven pronto atrajo la atención de los medios y logró sensibilizar a la sociedad canadiense, ganando el apoyo de importantes sectores para la lucha contra el cáncer; Terry Fox no pudo completar su Maratón de la Esperanza, la fatal enfermedad lo obligó a ponerle fin luego de lograr recorrer 5.373 kilómetros, nueve meses más tarde de su último maratón falleció, sin llegar a cumplir 23 años de edad.

La hazaña de Terry Fox se convirtió en un rayo de esperanza que aún sigue iluminando los corazones de millones y millones de personas en todo el planeta que brindan su aporte desinteresado para mantener la batalla contra una de las enfermedades más terribles que azota a la humanidad.

Deja un comentario